René DeLinsky ID

 ::  :: Humanos

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

René DeLinsky ID

Mensaje por René DeLinsky el Miér 19 Ago - 2:01

René DeLinsky

20

Humano

Neutral

Viajando por el mundo

Artista ambulante (mago)
D. Psicologica
Alegre. Esa es la primera palabra que se me viene a la cabeza cuando pienso en René. Es un chico muy extrovertido y sociable, sobre todo con los niños. Le encanta jugar y divertirse, su filosofía de vida podría resumirse en un concepto entre infantil y hedonista. Lo único que busca es diversión y placer, así que prefiere no complicarse la vida.
Es un chico insistente cuando algo le interesa hasta el punto de resultar pesado o agobiante. A mucha gente le molesta eso y sus continuas bromas, al igual que su manía de no tomarse nada enserio, pero a él no le importa. No tiene problemas de autoestima, le gusta como es, se siente cómodo consigo mismo y por eso no le importa lo que los demás piensen de él, a no ser que sea una persona que realmente le importe mucho.
Es el tipo de chico que, pese a disfrutar con las travesuras, no parece tener una gota de maldad en su cuerpo. Se preocupa por los demás, intenta ayudar en lo que puede y no molestar más de la cuenta. Aunque le gusta fastidiar a la gente nunca lo hará con mala intención y siempre sabrá cuando parar. Puede que pise la línea, pero no la cruzará. No por temor a las represalias, sino porque no le gusta hacer auténtico daño. De hecho, las represalias no le asustan. Es valiente hasta el punto de la osadía. La clase de persona que, al recibir un puñetazo, no se movería, ni siquiera cerraría los ojos. Hay muy pocas cosas que le asusten y eso puede provocar que se meta en situaciones peligrosas sin querer. Podría decirse que es tan valiente que es estúpido, un idiota imprudente.
Es, sin embargo, bastante más cerrado con los adultos. No confía en ellos, rehúye todo lo posible la seriedad y las responsabilidades y la mayoría de adultos son un claro reflejo de eso. Es como un Peter Pan que se niega a crecer, que solo quiere divertirse, vivir de la magia, de los sueños, de la ilusión y apartarse todo lo posible del mundo.
El circo ambulante es su vida, y vive encerrado en una burbuja de la que parece no querer salir. Se niega a mirar más allá de sus narices. Es la clase de persona que es incapaz de aceptar los sentimientos y pensamientos negativos, que sonríe cuando está triste aunque le cueste muchísimo, que se niega a llorar y que intenta autoengañarse continuamente diciendo que todo va bien aunque no sea así, porque piensa que si consigue creérselo todo irá bien, al menos para él, y prefiere vivir en el engaño que aceptar la realidad. Al menos hasta que se acumulan demasiadas cosas como para poder soportarlas o pasa algo realmente grave que desencadena una serie de recuerdos y pensamientos que se esfuerza en bloquear. En ese caso se desmorona irremediablemente: grita, llora, tira todo lo que tenga a mano, se pone histérico o le entra un ataque de pánico o ansiedad y no permite que nadie se acerque a él hasta que se recupera por si mismo.
Extra Data
- Le encanta ser un artista ambulante pese a que algunas personas lo desprecien por ello.
- Le gusta mucho los niños y, sobre todo, sus caras de ilusión y el brillo en sus ojos cuando ven su espectáculo.

X No le gusta la gente demasiado seria, realista y aburrida. La gente que no cree en la magia.
X Por eso mismo no le gustan los adultos. Han perdido la ilusión, odia que la gente se comporte como tal.
X Odia la censura en todas sus facetas.

• Tiene un tatuaje en la nuca, las máscaras de comedia y drama.
• Trabaja con un grupo circense y, al ser un grupo ambulante, pasa la mayor parte del tiempo viajando. Sus compañeros son lo más parecido que tiene a una familia y la caravana es lo más parecido a un hogar.

Sobre Alex:
Conoció a Alexander Stillman en una de sus actuaciones en Abarta. Le cautivó esa manera de mirarlo, tenía el mismo brillo en los ojos que los niños y se enamoró de él. Para Alex, es el único amigo que ha tenido en su vida, y no sabe que lo quiere de ese modo.
Al pasar tanto tiempo viajando apenas puede verlo un par de veces al año. Por eso, siempre que pasa por Abarta va a visitarlo. Aunque algunas veces René le escribe cartas, viaja tanto que Alex nunca puede saber a qué dirección enviarlas y, por eso, no puede responderlas. Por este motivo siempre que vuelve tienen mucho de qué hablar y pasan juntos todo el tiempo que permanece allí. Estos viajes constantes son una de las razones por las que nunca le ha dicho lo que siente. Sabe que nunca le ha correspondido y que no se iría con él, y no sería justo pedirle que lo esperara tanto tiempo. Solo quiere que sea feliz, aunque sea con otra persona. A estas alturas, ha perdido la esperanza de que Alex le corresponda, pero no de enamorarse alguna vez de alguien que lo haga.
A C C E S O
C O N F I R M A D O
rose

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Toxic Ages ::  :: Humanos

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.